miércoles, 27 de mayo de 2015

Los restaurantes del balcón (ensaladillas rusas)


Ya empieza a apretar el calor y es tiempo de ensaladilla. Casi en cualquier bar de Madrid podemos encontrar un plato de ensaladilla, pero no todas son iguales y a mi personalmente hay cuatro que me encantan. Muchas son de mi antiguo barrio, Chamberí. Cuando descubra las de Las Tablas, actualizo el post.

- Samm (Carlos Caamaño, 3): Conocido por su arroz, pero también por la ensaladilla. Es obligado comenzar la comida allí con un plato de una clásica ensaladilla buenísima. Ingredientes clásicos, patata, huevo, atún y pocas verduras.

- El Doble (Ponzano, 58): Para mi gusto esta es la ensaladilla por derecho. Solo patata, huevo y atún, pero es absolutamente sabrosa. Coronada con chorrito de aceite de oliva y sal, es un bocado espectacular para acompañar una caña bien tirada.

- Fide (Ponzano, 8): El toque distinguido de la ensaladilla de Fide lo marca el pulpo y las gambas. Es una ensaladilla de lujo en la que prima el producto. Fide sabe de mariscos y lo aprovecha a la perfección para crear este plato de diez.

- Lambuzo (Ponzano, 8): Siguiendo con el marisco, en este rinconcito de Cádiz en Madrid hacen una ensaladilla de langostinos que me encanta. Presentación cuidada y marida a la perfección con un Barbadillo bien frío.

Por cierto, esta es la receta de ensaladilla que publiqué hace ya unos años. La verdad es que me toca actualizarla porque la he perfeccionado bastante. :)


miércoles, 20 de mayo de 2015

Los restaurantes del balcón (Coque)

Por supuesto, el hecho de haber visitado un lugar como Coque bien merece reinaugurar este humilde blog.

En estos meses he estado algo liada, pues he sido mamá de una bebé preciosa que ya tiene tres meses y medio. C ha ocupado la totalidad de mis pensamientos desde que se alojó en mi barriga y aunque sé que muchas mamis sois capaces de seguir con vuestras publicaciones, yo preferí tomarme un descanso.

Pero, vamos a lo importante. Ayer cumplí 30 años, se dice pronto, pues inauguré este blog con 25 y mi maridín tenía una sorpresa preparada desde hace días: se había cogido el día y nos íbamos a comer a casa de los hermanos Sandoval.

Yo no soy de esas que quiera zapatos y bolsos como regalo (aunque también me los regala), soy más del buen comer y tenía una tremenda ilusión por ir a un restaurante con Estrella Michelín y no podía haber elegido mejor.

Asi pues, dejamos a C al cuidado de sus flamantes abuelos y pusimos rumbo a Humanes a vivir una experiencia única. Mi amor tiró la casa por la ventana pues elegimos la Arqueología de los sabores, es decir, la obra completa de Mario Sandoval y, cómo no, armonizada con grandes vinos.

Nada más entrar por la puerta de Coque sabes que vas a vivir algo único. Comenzamos en su antológica bodega, rodeados de más de 2500 referencias tomamos el aperitivo: un cóctel y cuatro bocados de escándalo.





Nos quedaba un plato más antes de sentarnos a la mesa. De la mano del propio Mario entramos en la cocina, que más bien parecía un laboratorio de un alquimista. Nos acompañó al salón donde nos esperaban sus hermanos, Diego (jefe de sala) y Rafael (sumiller). ¡La fiesta no había hecho más que empezar!

Tomamos 14 platos,  de ellos tres postres, y fueron a cuál más increíble. Emprendimos un viaje de sabor en el que probamos manjares como granizado de lechuga, verduras ahumadas, angulas picantes, pulpitos a la llama, lomo de Kobe, cremoso de langosta y cochinillo lacado, entre otros.









Los postres... nos dejaron sin palabras. Un broche de oro a una comida impresionante. Nos cambiamos de sala para catar tres propuestas de lujo a base de cítricos, almendras y fresa.





La comida en Coque es mucho más que eso, cada plato tenía una historia, un emplatado exquisito, una presentación de ensueño y una calidad inmejorable.

A más a más, acompañamos la velada con siete caldos, tres blancos, tres tintos y un vino oporto para el postre. Rafael, fue explicándonos la historia de cada vino y nos hizo que supieran mejor si cabe. Rueda, Bierzo, Burdeos o Montes de Toledo. Un viaje entre diferentes uvas a cual más especial.

¿Lo peor de Coque? Es tenerte que ir de allí, sabiendo, al menos en mi caso, que no podré volver una vez a la semana.

Dónde: Calle Francisco Encinas, 8 28970 Humanes de Madrid
Reserva en: http://www.librodereservas.es/reservas.php?data=eNozNQdcMFwwo1wwbQ
Cotillea sus redes sociales: Facebook, @RteCoque.

lunes, 20 de enero de 2014

Los restaurantes del balcón (Naia)

Conocí a Marta Armas en la facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, juntas pasamos cinco años, estudiando Periodismo en la facultad más fea de toda la Ciudad Universitaria de Madrid. ;)

Desde ese maravilloso 2003, nuestras vidas se han cruzado en muchas ocasiones con anécdotas y coincidencias cuanto menos graciosas:

- Coincidimos en clases de francés
- Vivimos en el mismo barrio en Madrid
- Se hizo pasar por mí en clase de Crítica de Arte a petición de un amigo que ni siquiera conocía
- Se casó una semana después que yo, en el maravilloso 2012. :)
- Ella como yo encontró a su Miguel, (en su caso Mikel) perfecto para compartir una vida llena de éxitos...

Como es normal en parejas que son de fuera, tanto Marta como Mikel siempre tenían en la cabeza la idea de volver a Lanzarote, pero 2013 fue el año elegido para retornar a la tierra y con un proyecto apasionante.

Mikel es un chef al que siempre le ha perseguido la gastronomía. Su familia regenta las prestigiosas Pastelerías Otaegui y después de unos cuantos años dedicado al tenis profesional empezó a rondar por su cabeza la idea de estudiar cocina en San Sebastián.

Allí estudió en la Escuela Luis Irizar y creció en las cocinas de Casa Nicolasa, Kokotxa y Miramón. Ya en Madrid lideró la cocina de Kulto al Plato (donde consiguió varios premios como el Concurso de Tapas de Madrid) y más tarde dirigió la cocina de La Tulipe.

Después de dirigir dos cocinas, repasando Facebook Mikel se topó con la campaña turística que rezaba: "Ven a Canarias, vuelve a brillar". Así es como Marta y él se decidieron a dar el paso de cumplir un sueño y brillar: montar su propio restaurante en Lanzarote, su tierra.

De esa ilusión nace "Naia" (Deseo en Euskera), un lugar dedicado a la gastronomía en un la isla de ensueño como Lanzarote.

Menú restaurante Naia

Plato restaurante Naia

Decoración restaurante Naia

Decoración restaurante Naia



Como no podía ser de otro modo, frente al mar Mikel ha creado Naia, un restaurante en el que practica "una cocina sincera, basada en el sabor y hecha con mimo". Allí Marta se encarga de gestionar con cariño la comunicación del restaurante, para que niguno de nosotros nos perdamos niguna novedad. Tampoco ha dejado al azar la decoración y por eso se ha unido a Andrés Medina de mt estudio de arquitectura y diseño para crear un espacio único "producto de la técnica, la sensibilidad y me atrevo a decir exquisitez del espíritu, sustentado sólo por una fuerte motivación conjunta: pasión por el trabajo".

No sé vosotros pero yo estoy deseando escaparme a Lanzarote a conocer Naia. :) Y, como la comida no se describe si no que se ve, se huele, se prueba y se siente... no seré yo quién estropee con palabras las obras de Mikel y su equipo. Por el momento, os dejo las imágenes de sus platos y del espacio para que como yo empecéis a ver vuelos a Lanzarote, para más pronto que tarde hacerles una visita.





¡¡Enhorabuena Marta y Mikel!!







Dónde: Av. César Manrique, 33, El Charco de San Ginés, Arrecife-Lanzarote 

Reserva en el teléfono: 928 80 57 97
Cotillea su web y conoce la carta: http://restaurantenaialanzarote.com/
No te pierdas promociones, eventos y el día a día de Naia. Hazte fan y sigue a Naia en Redes Sociales: @NaiaLanzarote y Naia - Mikel Otaegui
Y si necesitas cualquier información adicional, quieres organizar una comida o evento en Naia contacta con mi amiga Marta, su responsable de comunicación: armas.marta@gmail.com

lunes, 23 de diciembre de 2013

Los restaurantes del balcón (Diurno)

Hace un par de semanas mi gran amigo @aguscarbajo nos quiso enseñar el restaurante Diurno, donde luego unos días después tendría lugar la #KSparty2013.

Como sitio es impresionante. Es de los que entran por los ojos, con una decoración sin artificios, pero muy elegante. Oscuro, íntimo y con toques de glamour. Es como adentrarnos en el el Soho de Nueva York pero sin salir del centro de Madrid.




Fotos: diurno.com

¿Aún no te he convencido para visitarlo?

Regamos nuestra cena con un vino DO Montsant: Garbó de 2012. Un vino con uvas Tempranillo, Syrah y Merlot muy apetecible y correcto.

Cenamos una ensalada de espinacas baby con calabacín asado y tomate seco, filetes de pato,  pollo crujiente de corral relleno de setas, tacos de salmón marinado y crema agria. Cerramos con una tarta de chocolate que simplemente era un espectáculo.

Ensalada de espinacas bay, salmón y pato. Foto: Miriam Carmona

Los platos son creativos, llenos de sabor y con calidad en la materia prima.

En definitiva visitar Diurno es un acierto que no deberías perderte. Ahhh y si te apetece también en un sitio ideal para tomar una copita después de cenar. :)

¿Dónde está? Calle San Marcos, 37
Teléfono: .91 522 00 09
 

domingo, 1 de septiembre de 2013

La cocina del balcón (Vichyssoise)

Septiembre siempre es ese mes en el que todos hacemos buenos propósitos y sí yo he decidido volver a escribir en el blog con cierta asiduidad, hacer dieta y, por supuesto, ir al gimnasio... jajajajaja.

Para mi vuelta he elegido una receta que he aprendido este verano. Cuando hace calor me encantan las comidas frías: ensaladas y cremas frías se convierten en un "must" en mi cocina. ¿Os animáis con una vichyssoise?


¿Qué necesitas?

- Cuatro puerros grandes
- Dos cebolletas rojas
- Una patata mediana
- 200 ml de nata líquida
- Aceite de oliva virgen extra
- Pimienta
- Sal














¿Cómo lo preparas?


En una olla rápida ponemos un chorro de aceite donde sofreiremos la patata cortada en gajos grandes y la cebolleta. Dejamos cocinar unos minutos mientras lavamos bien los puerros y los troceamos.




Salpimentamos y sofreímos durante siete minutos, removiendo de vez en cuando para que no se quemen las verduras.

Cubriremos después de agua, tapamos la olla y cocemos durante 10 minutos. Esperaremos a que la olla se enfríe antes de abrirla y con la batidora trituramos hasta obtener una crema. Colamos la mezcla para que las hebras del puerro queden fuera de la crema. Incorporamos la nata, rectificamos de sal si es necesario y ponemos la vichyssoise en la nevera. Está muy buena fría, pero también es un puré que se puede tomar caliente.



Vichyssoise. Fotos: Miriam Carmona

Ya que has llegado hasta aquí echa un vistazo a otras recetas de mi balcón. ;)